FANDOM


Anna-FE6 "¿Quieres ampliar este esbozo?"
Este artículo o sección es un esbozo. Tu puedes ayudar a esta wikia añadiendo información.
El buzón de la consejera es un elemento introducido en Fire Emblem: Three Houses.

InformaciónEditar

El buzón de la consejera se encuentra a la entrada de la catedral, a mano izquierda nada más entrar.

Es posible responder hasta un máximo de tres cartas por visita al monasterio. En cada carta se plantea una duda de un personaje, y tres posibles respuestas que pueden ayudarlo, pero solo una de ellas es correcta.

Dado que el jugador únicamente puede saber quién ha escrito la carta mediante la silueta de su retrato y del contenido de la carta en sí, el jugador debe tratar de adivinar quién es el que ha planteado la duda y escoger la opción más adecuada al personaje en cuestión.

Si se acierta, Byleth ganará afecto con el personaje que haya planteado la duda.

Listado de correosEditar

Alerta de spoiler: , esta sección puede contener Spoiler.
Las respuestas correctas son las que están marcadas en negrita.

EdelgardEditar

“Cuando hace frío, siempre puedes ponerte más ropa; pero, cuando hace calor, no te puedes quitar todo. ¿Qué podría hacer para sobrevivir en verano?”.

  • Intenta leer para no pensar en el calor.
  • Pasa el día bajo tierra, lejos del sol.
  • Date un chapuzón en el estanque.

“Me gusta comer dulces como la que más, pero los pasteles tradicionales de Enbarr son como demasiado dulces... ¿Cómo es que han llegado a ser tan populares?”.

  • Quizá el sabor les recuerde los viejos tiempos.
  • El olor dulzón atrae a la gente.
  • ¿Qué más da? Las tradiciones están para romperlas.

HubertEditar

“A pesar de mi aspecto, siempre he deseado ser un jinete de pegasos para disfrutar de las vistas, pero no es más que un sueño irrealizable. Quizá puedas adivinar por qué.”.

  • ¿Porque tienes vértigo?
  • ¿Es porque nunca has aprendido a montar a caballo?
  • ¿Lo dices porque tienes miedo?

DorotheaEditar

“Las canciones y lo bailes permanecen en la memoria, pero no quedan registrados para la posteridad. ¿Crees que alguien me recordará cuando muera?”.

  • ¿Cómo decías que era tu nombre?
  • Haz lo que sea para pasar a la historia.
  • Seguro que alguien te llevará en su corazón.

“Incluso si encuentro el amor, se necesita dinero para vivir. Me gustaría casarme un día, pero me niego a volver a caer en la pobreza. ¿Qué debería hacer?”.

  • En este mundo tan solo es necesario el dinero.
  • No hay que elegir. Intenta conseguir ambas cosas.
  • Si tienes amor, lo demás no importa.

FerdinandEditar

“Muchos en el Imperio están al borde de la desesperación. Soplan vientos de regeneración política. ¿Quizá debería ocupar el trono una nueva persona?”.

  • Tú lo harías muy bien, Ferdinand.
  • Quizá sea hora de que caiga el Imperio.
  • Edelgard sería la opción obvia.

“El té de aquí no me gusta nada de nada. Podría hacer que me lo enviaran de casa, pero ¿es que no hay nadie en este lugar que tenga té digno de un noble?”.

  • Quizá Caspar sepa dónde encontrarlo.
  • Lorenz podría echarte una mano.
  • Pídele algunas hojas a Felix.

BernadettaEditar

“La vida sería mucho más fácil si no hubiese que hablar cara a cara. ¿No crees que el mejor modo de comunicarse es por escrito o a través de las puertas?”.

  • Así no vas a llegar a nada en la vida.
  • Te vendría bien relacionarte con gente de vez en cuando.
  • Creo que no has entendido qué es la comunicación.

“Siempre estoy dando traspiés, pero ¿qué pasaría si tropezase en el campo de batalla?¿Moriría? seguro que sí.”.

  • Procura llevar calzado que tenga buen agarre.
  • Preocúpate por lo que harás si el enemigo tropieza.
  • En el campo de batalla no hay lugar para la compasión.

CasparEditar

“Tengo la sensación de que los guerreros legendarios siempre empuñan una espada o una lanza. ¿De veras hay que usar esas armas para pasar a la historia?”.

  • Lucha con el arma que mejor se adapte a ti.
  • Si quieres destacar, lucha solo con los puños.
  • También es importante saber usar el arco.

“No me importa que la gente diga que soy bajito, pero tampoco me importaría oír algún buen consejo para poder crecer un poco.”.

  • Debes jugar con las cartas que te han tocado.
  • Quizá te ayude dormir mucho.
  • Intenta comer mucha verdura variada.

“No me gusta nada permanecer impasible para acechar al enemigo cuando lo tengo cerca. No es que no sea capaz de hacerlo, es solo que yo soy más de acción.”.

  • Si practicas, acabarás dominando esa estrategia.
  • Practica la paciencia pescando.
  • Siempre puedes proponer un cambio de estrategia.

PetraEditar

“Me encanta el mar, pero muy lejos de Garreg Mach. Yo necesito ir a playa. ¿Cuál es mejor sitio para nadar?”.

  • Tenemos mucho por hacer. Ahora no hay tiempo para eso.
  • El agua de Fódlan es demasiado fría para nadar.
  • Deberías ir a las playas que hay al sur.

LinhardtEditar

“He echado cabezaditas en casi todos los lugares de este monasterio, pero últimamente me apetece dormir fuera. ¿Conoces un buen sitio para dormir bajo las estrellas?”.

  • La terraza celeste, el lugar favorito de la Arzobispa.
  • Un patio lleno de rosas en flor.
  • Un cementerio solitario.

DimitriEditar

“Ya de niño, siempre detestaba el calor, aunque nunca se sabe en qué tipo de clima se desarrollarán las batallas siguientes. ¿Hay forma de soportar las altas temperaturas?”.

  • El calor no está tan mal. Aprende a disfrutarlo.
  • Combate el calor con magia de hielo.
  • Intenta llevar una armadura y ropa transpirables.

“Cuando empuño un arma, intento ser comedido, pero en ocasiones me dejo llevar y la rompo. ¿Qué puedo hacer para que eso no ocurra?”.

  • No olvides revisar tus armas cada vez que las uses.
  • Son cosas que pasan. Si se rompe un arma, usa otra.
  • Usa las armas más robustas que puedas comprar.

“He vivido mucho tiempo en la miseria y he podido ver cómo sufre el pueblo por la guerra y la pobreza. Tiene que haber algo que pueda hacer para ayudar.”.

  • Deberías intentar cambiar Fódlan desde la base.
  • Algunas cosas son inevitables.
  • Haz un generoso donativo a la Iglesia.

DedueEditar

“Siempre intento ayudar a su alteza, pero a veces me siento perdido. ¿Qué más podría hacer?”.

  • No le busques tres pies al gato.
  • ¿Qué tal si ordenas su habitación?
  • Protégelo con tu vida.

FelixEditar

“Cuando acabe la guerra, no habrá muchas ocasiones de luchar. ¿Qué haré cuando llegue ese día? ¿Qué puedo hacer para no perder soltura con la espada?.”.

  • De momento céntrate en la guerra, no en el futuro.
  • Intenta ser el mejor guerrero de Fódlan.
  • Siempre habrá guerras.

“Me quedo sin palabras ante ciertos estudiantes. Esos estúpidos se creen que, solo por ser nobles o poseer un emblema, ya no tienen que esforzarse.”.

  • Tampoco hace falta llamarlos «estúpidos».
  • Mientras su rendimiento sea bueno, no pasa nada.
  • Deberías invitarlos a practicar contigo.

MercedesEditar

“Como soy un poco mayor que los demás, me gustaría que me viesen como a una hermana mayor. ¿Se te ocurre un modo de hacer que mis compañeros se acerquen a mi?”.

  • Deberías poner una nota en el tablón de anuncios.
  • Intenta actuar como lo haría una hermana mayor.
  • No te preocupes. Te sale de manera innata.

“Me gustaría mejorar como cocinera, pero no sé ni por dónde empezar. Quisiera saber quién puede ayudarme”.

  • Intenta aprender a usar la parrilla con Flayn.
  • Deberías cocinar con Ashe.
  • Quizá Leonie pueda echarte una mano.

“Cuando me canso o estoy estresada me apetece comer algo dulce. Quisiera poder hacer algo rico con los pocos ingredientes que tenemos disponibles.”.

  • Busca en la biblioteca antiguas recetas sencillas.
  • Nadie notará si coges un poquito de más.
  • Vas a tener que aguantar sin dulces.

“Siempre me he negado a hacer ejercicio físico, y ahora me temo que soy una carga para los demás. ¿Qué puedo hacer para mejorar y ayudar a mis compañeros?”.

  • Nada, no cambies nada.
  • Puedes cocinar para animar a tus compañeros.
  • Tendrás que hacer entrenamiento extra para compensar.

AsheEditar

“Estoy empezando a dudar de la existencia de los fantasmas. Pero si no existen, ¿cómo se explican las cosas que he visto de niño?”.

  • Quizá fue una alucinación.
  • Quizá se tratara de algún tipo de encantamiento.
  • Si te pareció un fantasma, probablemente lo fuese.

“Mi sueño de convertirme en un caballero con todas las de la ley parece tan lejano... ¿Qué puedo hacer para desarrollar todo mi potencial?”.

  • Sé honesto y permanece fiel a tus convicciones.
  • Confía en la Diosa. Ella proveerá.
  • Come, practica, estudia, duerme y vuelta a empezar.

AnnetteEditar

“Cada vez que me pongo a ordenar, empiezo a cantar canciones improvisadas y me da mucha vergüenza cuando alguien me oye... ¿Qué puedo hacer?”.

  • Solo te dará vergüenza si la canción es mala.
  • Deja de cantar.
  • Seguro que hay a quien le gustan.

SylvainEditar

“No sé si algún día encontraré una chica que entienda que no pasa nada por flirtear un poco de vez en cuando. ¿Crees que existirá alguien así?”.

  • Algún día encontrarás a alguien que te comprenda.
  • ¿No se te ha ocurrido dejar de tontear con las chicas?
  • Eso nunca va a ocurrir.

“Temo traer chicas a mi habitación de noche sabiendo que quien yo me sé duerme en la habitación de al lado... No me apetece que me eche un sermón al día siguiente.”.

  • No me extraña que se enfade contigo.
  • Quizá deberíamos tener unas palabritas sobre tu actitud.
  • Quizá deberías cambiar de habitación.

“No hacemos más que luchar y todo el mundo está abatido. ¡Deberíamos organizar un buen banquete para animarnos!”.

  • No podemos permitirnos bajar la guardia.
  • Qué altruista.
  • Buena idea. Veré qué se puede hacer.

IngridEditar

“Quiero hacer que cierta persona deje de ser tan grosera, pero es que le da completamente igual lo que le diga. ¡No sé qué hacer!”.

  • Deja que tus puños hablen por ti.
  • Lo más probable es que no haya nada que hacer.
  • Es hora de que intervenga el profesorado.

ClaudeEditar

“Hay mucha gente que piensa que soy un poco particular. No lo entiendo. ¿No te parece que lo mejor sería que nadie tuviera que reprimir su naturaleza?”.

  • Cierto, aunque quizá tu forma de verlo sea muy extraña.
  • No le des más vueltas, pero ponte en tu sitio.
  • No les hagas caso. Muéstrate tal y como eres.

“A veces, cuando la gente es víctima de alguna triquiñuela, en lugar de reflexionar por no haberlas visto venir, la toma con el autor de la engañifa. Es absurdo, ¿no?”.

  • Depende de la intención de la triquiñuela.
  • Estoy totalmente de acuerdo.
  • Así es como piensan los embaucadores.

LorenzEditar

“Normalmente uso rosas rojas para decorar mis meriendas con té, pero últimamente me apetece variar un poco. ¿Qué otras flores podría probar?”.

  • El olor de las gypsophilas le va bien al té.
  • Los lirios blancos son bonitos y relajantes.
  • Quizá algunas plantas carnívoras.

“Si te dijera que busco a alguien que desee degustar té en compañía de un noble refinado, ¿en quién pensarías?”.

  • Ferdinand sería la persona ideal.
  • Quizá a Dorothea le interese.
  • Si también hay algo para comer, Raphael se apunta seguro.

HildaEditar

“Es mi turno de limpieza, pero no me siento muy bien. Me cuesta incluso escribir esta nota. ¡Tengo que encontrar a alguien que lo haga por mí! ¿A quién podría pedírselo?”.

  • Pídele ayuda a Lorenz.
  • Pídele ayuda a Seteth.
  • Mercedes podría estar dispuesta a ayudarte.

“Hay quienes prefieren mostrar su valía en primera línea de batalla, mientras que otros nos conformamos con ayudar en la retaguardia. ¿No crees que también somos héroes?”.

  • Los héroes no se esconden tras sus aliados.
  • Sería mejor que no me hubieras dicho eso.
  • Mientras todo el mundo haga de su parte, me parece bien.

RaphaelEditar

“He estado leyendo algunas de las notas que deja la gente y parece que hay muchas quejas y preocupaciones. ¿De verdad se está tan mal aquí?”.

  • Pues no. La verdad son tonterías.
  • Las quejas ayudan a mejorar.
  • No está bien leer la correspondencia ajena.

“¡El trabajo en clase no basta para convertirse en un caballero fortachón! ¡Tiene que haber alguien que pueda ayudarme a ganar más músculos y fuerza!”.

  • Rhea es increíblemente fuerte.
  • Diría que Lorenz es la persona más indicada.
  • Dimitri podría ayudarte.

“Todo el mundo dice que mis músculos son enormes, ¡pero yo quiero más! Sería mejor si fuesen todavía más grandes, ¿verdad?”.

  • La gente con poca musculatura también puede ser fuerte.
  • La musculatura impresionante indica una gran fuerza.
  • Cuanto más abultes, más pronto te verá el enemigo.

LysitheaEditar

“Todo el mundo está empeñado en tratarme como a una niña. Haz algo, por favor.”.

  • Será mejor que te resignes.
  • No deberías pretender ser mayor de lo que eres.
  • Déjate de niñerías y madura de una vez.

“No dejo de oír rumores ridículos acerca de fantasmas que se aparecen en el monasterio. Qué locura... Porque aquí no hay fantasmas, ¿verdad?”.

  • No debes preocuparte. Los fantasmas no existen.
  • Será mejor que no salgas de tu habitación de noche.
  • Es cierto. Esto está infestado de fantasmas.

IgnatzEditar

MarianneEditar

“No se me da bien hablar con la gente. Con los pájaros, caballos y otros animales no tengo problema, pero me quedo en blanco con las personas.”.

  • No tienes que forzarte a hablar con la gente.
  • No te queda más remedio que acostumbrarte.
  • Imagina que tus interlocutores son caballos.

“No se me da nada bien ordenar. De veras que lo intento, pero, en cuanto me descuido, todo vuelve a estar hecho un desastre.”.

  • Ordenar resulta más simple si tienes un plan.
  • Ponte a ordenar y no te preocupes.
  • Está visto que no es lo tuyo.

LeonieEditar

“Te lo voy a preguntar sin amages. ¿Qué crees que se necesita para ser un gran mercenario?”.

  • La fuerza y la habilidad para vencer a cualquier enemigo.
  • La voluntad de no trabajar si no pagan bien.
  • La voluntad de luchar por los desvalidos.

“Conozco a una persona que trabaja tanto que temo que se desmaye por agotamiento. ¿Qué puedo hacer?”.

  • Agradécele sus desvelos.
  • Llévale comida, así tendrá una preocupación menos.
  • ¿Te preocupas por mí?

RheaEditar

“A veces me invitan a tomar té, pero no me gustan nada las bebidas calientes... He pensado en dejar que se enfríe, pero temo que se perciba como una señal de disgusto.”.

  • Deberías contarle a vuestro anfitrión lo que ocurre.
  • Sopladle para que se enfríe cuando nadie os vea.
  • Deberíais acostumbraros a tomar bebidas calientes.

“Cuando veo a los estudiantes departiendo amigablemente mientras comen en la cantina, a veces me gustaría unirme a ellos. No sé si eso los cohibiría.”.

  • Creo que a los alumnos les encantaría la idea.
  • Es una mala idea.
  • Quizá esté bien de vez en cuando, pero no os aficionéis.

“Tengo miedos como todo el mundo, pero siempre he de dar una imagen de entereza. A veces resulta agotador.”.

  • Procurad encontrar el modo de relajaros.
  • A veces es inevitable revelar las debilidades.
  • Necesitáis contratar un confidente que os escuche.

ManuelaEditar

“He intentado ordenar mi habitación y deshacerme de las cosas que ya no necesito, pero no soy capaz de dejar atrás los recuerdos que llevan aparejados.”.

  • Los recuerdos están en el corazón, no en los objetos.
  • Deja atrás el pasado en la habitación actual y busca otra.
  • Conocer gente te ayudará a tener nuevos recuerdos.

“A veces pienso que vivir como aquí, soltera pero rodeada de jóvenes tan talentosos, quizá no resulte tan solitario después de todo.”.

  • Debes ser honesta contigo misma.
  • Si necesitas alguien con quien hablar, aquí me tienes.
  • Eres como una madre para quienes te rodean.

HannemanEditar

“Hay cierta persona con la que no me llevo nada bien. Ya sé que es un poco pueril, pero siempre acabamos discutiendo. ¿No habrá algún modo de remediarlo?”.

  • Quizá lo mejor es que pongas distancia de por medio.
  • No pasa nada por discutir a menudo.
  • Pórtate con esa persona como lo harías con un amigo.

SetethEditar

“Busco un regalo para cierta jovencita que últimamente soporta una pesada carga. ¿Tienes alguna sugerencia?”.

  • Una manta calentita.
  • Un libro de recetas.
  • Un libro de texto.

“¿Qué podría hacer para que una joven independiente se mantenga al margen del peligro?”.

  • Obsérvala desde la distancia.
  • Nunca la pierdas de vista.
  • Evita que entre en contacto con maleantes.

“No sé si permitirle a cierta joven que acaba de dejar atrás la adolescencia que trabe amistad con el sexo opuesto. ¿Qué opinas al respecto?”.

  • Aunque te cueste, debes confiar en ella.
  • Si te entrometes demasiado la perderás.
  • Intenta evitarlo todo lo que puedas.

“Estoy documentando nuestras batallas para la posteridad. ¿Cuándo tuvo lugar nuestro primer encuentro con el Emperador del Fuego?”.

  • Durante la batalla del Sagrado Sepulcro.
  • En la batalla del pasadizo subterráneo.
  • Fue en la batalla del Cañón Rojo de Zanado.

FlaynEditar

“Cada vez que me aventuro fuera de mis aposentos, siento como si alguien observase mis movimientos. ¿Quién podría querer escrutarme de tal modo?”.

  • Creo que tienes un admirador secreto.
  • La Diosa lo observa todo desde las alturas.
  • Tu hermano, que es muy sobreprotector.

“Me interesa la cocina, pero no se me termina de dar bien. ¿Se os ocurre el modo de mejorar?”.

  • La intención es lo que cuenta.
  • Sigue practicando y le cogerás el truco.
  • Usa ingredientes mejores.

“Me aterra dormir por la noche. ¡Temo no despertar hasta pasados muchos años y que todos mis amigos hayan desaparecido!”.

  • Si tienes miedo, duerme abrazada a un peluche.
  • No permitiremos que eso ocurra.
  • Te despertarás por la mañana.

CyrilEditar

“(Solo hay un dibujo de lo que parece ser un jarrón roto.)”.

  • Si has roto un jarrón, pídele perdón a su dueño.
  • Todo saldrá bien. No te preocupes.
  • Encuentra un jarrón similar y da un cambiazo.

CatherineEditar

“Hace más de un lustro que nos falta lady Rhea. Cada día me acostumbro un poquito más a su ausencia. ¡Es algo que odio! Sé que está viva. Tiene que estarlo.”.

  • Debemos ponernos en lo peor.
  • No sufras. Sé que la encontraremos.
  • Quizá lo mejor sea que te vayas acostumbrando.

“Hay un nuevo sitio donde dicen que se sirve una comida deliciosa. He reservado mesa para dos, pero no sé a quién debería llevar conmigo.”.

  • ¿Para qué? Comer en solitario puede ser muy relajante.
  • Mira a ver si Sylvain puede acompañarte.
  • Me encantaría acompañarte.

AloisEditar

“Flayn es una jovencita encantadora, pero Seteth no quiere que hable con nadie. ¡Es muy protector con ella! ¡Solo de imaginar su reacción, me echo a temblar como un Flayn!”.

  • Es importante respetar a los amigos.
  • Yo no me arriesgaría.
  • Vas a tener que trabajarte más tus chistes.

“Si esto de dar clases te supera, ven a pedirme ayuda. Imagino que guiar a estos jóvenes portentos será muy «importento» para el futuro de Fódlan. ¡Ja, ja!”.

  • Gracias, pero no creo que haga falta.
  • No te entiendo.
  • Si lo necesito, acudiré a ti.

GilbertEditar

“He retomado el contacto con mi hija tras haberla abandonado hace muchos años. No sé qué decirle ni cómo hablar con ella.”.

  • Trátala con cariño, no le des más vueltas.
  • Haz un par de bromas para relajar el ambiente.
  • A veces lo mejor es admitir la derrota.

“Le he escrito una carta a mi mujer, pero no me decido a enviarla.”.

  • ¿Quieres que la entregue yo por ti?
  • Seguro que le alegrará saber de ti.
  • Si tienes dudas, será mejor que no la envíes.

ShamirEditar

“Uno de mis subordinados se siente mal porque una misión de reconocimiento ha fracasado. ¿Cómo puedo hacerle ver que volver de una pieza ya es un éxito en sí mismo?”.

  • Ignóralo. No pierdas el tiempo con derrotistas.
  • Dile que solo quienes sobreviven pueden luchar otro día.
  • Dile que si muere tendrás que adiestrar a otro soldado.

“Este ha sido un año muy turbulento.”.

  • Algunos años son así.
  • La adversidad nos ayuda a apreciar los buenos momentos.
  • Procura alejarte del mundanal ruido y descansar.

Véase tambiénEditar

Fire Emblem: Three Houses
Personajes jugables
Protagonistas: Byleth
Casa del Águila Negra: Edelgard - Hubert - Dorothea - Ferdinand - Bernadetta - Caspar - Petra - Linhardt
Casa del León Azul: Dimitri - Dedue - Felix - Mercedes - Ashe - Annette - Sylvain - Ingrid
Casa del Ciervo Dorado: Claude - Lorenz - Hilda - Raphael - Lysithea - Ignatz - Marianne - Leonie
Iglesia de Seiros: Manuela - Hanneman - Seteth - Flayn - Cyril - Catherine - Alois - Gilbert - Shamir
DLC: Jeritza - Anna - Yuri - Balthus - Constance - Hapi
Otros personajes
Iglesia de Seiros: Jeralt - Monica - Rhea - Seiros - Sothis - Tomas
Los 10 Elegidos: Blaiddyd - Charon - Daphnel - Dominic - Fraldarius - Gautier - Gloucester - Goneril - Lamine - Maurice - Riegan
Los 4 Santos: Cethleann - Cichol - Indech - Macuil
Imperio de Adrestia: Emperador Ionus IX - Fleche - Ladislava - Randolph
Sacro Reino de Faerghus: Glenn - Rodrigue
Alianza de Leicester: Judith - Holst
Otros: Vizconde de Kleiman
Jefes
Importantes: Caballero Sanguinario - Emperador del Fuego - Hegemona Edelgard - Kostas - Kronya - La Furia Blanca - Némesis - Solon - Thales
Menores: Acheron - Cornelia - Lonato - Metodey - Miklan - Myson - Odesse - Pallardó -
Armas y equipo importantes
Reliquias: Areadbhar - Aymr - Blutgang - Cadenas de Dromi - El Infalible - Escudo égida - Espada de la Creación/Espada Suprema - Filo del Trueno - Freikugel - Lanza de la Ruina - Lúin - Piedra Rafail - Tirso - Triturador - Vajra-Mushti
Otras: Arco de Tathlum - Areadbhar Γ - Athame - Caduceo - El Inagotable - El Infalible Τ - Escudo égida oscuro - Escudo Ochain - Escudo Seiros - Espada de Begalta - Espada de Moralta - Espada de Seiros - Espada del Caos - Filo del Trueno oscuro - Freikugel Λ - Guadaña de Sariel - Hacha de Ukonsavara - Lanza de Assal - Lanza de la Ruina oscura - Lúin Δ - Piedra Rafail oscura - Tirso oscuro - Triturador oscuro
Capítulos
Nubes blancas: Prólogo: Un encuentro inevitable - Cap. 1: Las tres casas - Cap. 2: Un paraje conocido - Cap. 3: Motín en la niebla - Cap. 4: La Ceremonia del Renacer - Cap. 5: La torre de la tormenta - Cap. 6: Rumores de muerte - Cap. 7: Campo de leones y águilas - Cap. 8: Una llama en la oscuridad - Cap. 9: La causa del pesar - Cap. 10: Donde mora la Diosa - Cap. 11: Trono de sabiduría - Cap. 12: ¡Es la guerra! / Cap. 12: Lucha de poder en ciernes
Nieve plateada: Cap. 13: Rencuentro al amanecer - Cap. 14: Un rey sin reino - Cap. 15: El Valle del Tormento - Cap. 16: Un río de color de rosa - Cap. 17: La fortaleza inexpugnable - Cap. 18: El caos de la guerra - Cap. 19: Fin de la encrucijada - Cap. 20: La ciudad de las sombras - Cap. 21: En busca de un sueño
Flor carmesí: Cap. 13: Después de la fuga - Cap. 14: El As de la Estrategia - Cap. 15: Tempestad de escudos y espadas - Cap. 16: La dama del engaño - Cap. 17: Campo de venganza - Cap 18: El fin de un sueño
Luna añil: Cap. 13: Rencuentro al amanecer - Cap. 14: El príncipe trastornado - Cap. 15: El Valle del Tormento - Cap. 16: Un río de color de rosa - Cap. 17: Sangre de leones y águilas - Cap. 18: El regreso triunfal del rey - Cap. 19: La súplica del Ciervo Dorado - Cap. 20: La fortaleza inexpugnable - Cap. 21: La senda elegida - Cap. 22: El juramento de la daga
Viento glauco: Cap. 13: Rencuentro al amanecer - Cap. 14: La ambición de Claude - Cap. 15: El Valle del Tormento - Cap. 16:Un río de color de rosa - Cap. 17: Sangre de leones y águilas - Cap. 18: Un plan magistral - Cap. 19: El caos de la guerra - Cap. 20: Fin de la encrucijada - Cap. 21: La ciudad de las sombras - Cap. 22: Albores de una nueva era
Desvíos: Campanas de boda - Como el perro y el gato - El auténtico valor - El enmascarado - El héroe olvidado - El obispo díscolo - Espada y escudo de Seiros - Expedición a Rhodos - Infranqueable - Justicia poética - La bestia desbocada - La leyenda del lago - La tierra del Ciervo Dorado - Leyenda en la arena - Los olvidados - Ruta mortal - Viaje al extranjero
Peticiones: Desertores - Piratas norteños - Protección comercial - Simulacro con la Casa Fraldarius - Simulacro con la Guardia Imperial
Opcionales: Batalla en el desierto - Batalla en las afueras - Batalla en las montañas - Batalla en Rhodos - Batida en las montañas - Batida en Magdred - Batida en Rhodos - Cacería camino de Magdred - Cacería en el desierto - Cacería en las montañas - Cacería en las ruinas - Cacería en los campos - Expedición contra los herejes - Expedición en el Imperio - Expedición en el Reino - Expedición en la meseta
Historia DLC: Por determinar
Opcionales: Pugna en el Bosque Vedado
Lugares
Continentes Almyra - Brigid - Dagda - Duscur - Fódlan - Morfis - Sreng
Imperio de Adrestia Enbarr - Fuerte Merceus - Gronder
Sacro Reino de Faerghus Arianrhod - Castillo de Gaspard - Fhirdiad - Lago Teutates - Meseta de Brionac - Rhodos - Torre Conand
Alianza de Leicester Derdriu - Garganta de Fódlan - Meseta de Caledonia
Otros Ailell, el Valle del Tormento - Bosque Vedado - Cañón Rojo de Zanado - Gran Puente de Myrddin - Magdred - Monasterio de Garreg Mach
Otros
amiibo - Batallón - Bestia - Buzón de la consejera - Caballeros de Seiros - Compañía Operística Mittelfrank - Emblema - Fire Emblem: Three Houses Sound Selection - Gremio de Mercaderes - Iglesia de Seiros - Objetos perdidos - Petición - Serpientes de las Tinieblas - The Art of Fire Emblem: Three Houses
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.